Seguidores

                                                                                                                  Bruno durmiendo al calor del fuego


Según S. Freud  las emociones enterradas en la superficie subconsciente suben a la superficie consciente durante los sueños, y que recordar fragmentos de los sueños puede ayudar a destapar las emociones y los recuerdos enterrados.
      Apenas recuerdo lo que sueño, pero hoy mi mente ha hecho una excepción y me he levantado con unas imágenes en mi cabeza de una nitidez asombrosa. En mis sueños aperecian varias imágenes sin aparente conexión entre ellas , algunas ocupaban toda la pantalla de la mente, lo que en cine se podría llamar un primerísimo primer plano, entre estas apariciones, dos son las que más me han llamado la atención,  la primera  era una máquina de escribir antigua ,estilo Olivetti, de color oscuro de donde nacía de cada tecla una aguja de hospital de las que se utilizan para sacar sangre, la otra imagen era un hombre mayor leyendo un documento en un  escritorio de madera iluminado con una vela y en el cual reposaba una lengua humana recién cortada desde la raíz, como esas  de ternera que venden en la carnicería, recuerdo perfectamente como este hombre humedecía su dedo corazón por la superficie de las papilas gustativas de esta lengua para poder pasar las páginas. También recuerdo estar en un museo con un grupo de visitantes y al fondo escuchar a una mujer que hacía de guía  explicando un supuesto cuadro de Monet, que yo no alcanzaba a ver pero que por sus indicaciones debían aparecer tres mujeres muy delgadas y que , según esta guía, cuando las tres mujeres escapaban del cuadro para comer se arrepentían y volvían a la pintura diciendo "Con Monet nos sobra para vivir". Por favor ¿hay algún psicoanalista en la sala?.

9 Responses so far.

  1. Ese es el tipo de cosas que debe soñar una mente creativa ... seguro.

    Preciosa la estampa del niño al calor del hogar.

    Un abrazo.

  2. La foto es muy hermosa porque transmite mucha paz y calma.

    Y tu sueño hasta me da envidia;hace mucho que no recuerdo mis sueños así que es como si no soñara.

    Un saludo, y que 2011 vaya con buen viento para ti y toda tu familia.

  3. me gusta mucho lo que haces con tu camara, tus ojos nos regalan estas imagenes hermosas.

    un abrazo grande desde aqui, en mi trinchera

  4. Hola César, recuerdo que más de una vez me has sugerido que en el blog aparecieran las respuestas a los cuestionarios de las películas. Este año la asignatura de Psicología, sin las apreturas de la PAU me ha permitido trabajar con los alumnos en ese sentido. Y resulta que la primera película que comentamos es Freud de John Huston. Luego hemos trabajado Psicosis de Hitchcock y estamos terminando American Beauty de Sam Mendes.

    Espero que los encuentres interesantes.

    Un saludo.

  5. sigue soñando, que tu mente es arte en movimiento

    Un abrazo

  6. máquina de escribir + lector = escritor.
    la máquina exige sangre del escritor, muy propio
    el lector se queda sin palabras (sin lengua) leyendo las palabras de otros (la lengua de otros). El ejercicio de mojar las páginas para pasarlas es como un beso medieval por omisión a lo que se lee.

    Mis sueños no son como los tuyos, imágenes de Dalí, sino como pequeñas películitas, policíacas, de amor, de terror, de ciencia ficción...

    O me explican lo q no verbalizo cuando estoy despierto: en muchas ocasiones, dónde estoy con respecto al mundo.

    Saludos,
    rafarrojas

    p.d.- Gaby es quizás una de las mejores personas que te podían tocar de compañera de tribunal.

  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
  9. Hola Cesar...tiempo pero he vuelto. Noto que tardé en volver por Bruno, se hace mayor.
    Espero que Freud no tuviera razón del todo porque yo tengo sueños muuuy raros amigo y casi todos los dias, creo que la cabeza me va a explotar con tantas cosas que quiero llevar para delante, así luego me las llevo a la cama y la lio jejeje.
    Genial lo de la foto en la portada del libro, cuando Bruno sea mayor alucinara.